Velarte gana un pleito a Grefusa por la utilización de la marca Pipas en Italia

La compañía de snacks horneados Velarte ha ganado un pleito a la empresa de snacks Grefusa por la utilización de la marca Pipas en Italia.

Así lo recoge una resolución de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea del pasado marzo, donde da vía libre a Velarte para usar su marca Pipas. 

La compañía, que lleva desde 2005 comercializando productos en Italia bajo la marca Pipas, vio cómo Grefusa, en su entrada en Italia, utilizó el mismo recurso, donde la palabra es utilizada como reclamo de este tipo de productos. Ante la petición de la empresa ahora dirigida por José Vicente Herrero de retirar la marca, Grefusa señaló que estaba registrada por ellos, aludiendo a Pipas G. 

Ante este debate, se abrió un juicio en Alicante y en el Tribunal Europeo de Marcas. Ahora, el segundo ya ha puesto su opinión sobre la mesa. En este sentido, Grefusa está utilizando de forma destacada la palabra Pipas junto a su marca Snatt’s, con las que comercializa bastones de pan, una acción que justifica con el registro de su marca Pipas G.

Velarte

Sin embargo, desde Velarte aludieron a que, en los cinco años anteriores a la solicitud de nulidad, la marca impugnada no había sido objeto efectivo para los productos en la clase 30 y en los que se encuentran los bastones de pan. Sí para el 29, dedicado a pipas y aperitivos a base de frutos secos.

Además, según señalaba Velarte, la marca impugnada no incluía la letra G en el packaging, por lo que no muestra la marca tal y como fue registrada o en una forma que no altera su carácter distintivo. “La utilización de Pipas, omitiendo la letra G, no constituye un uso de la MUE impugnada. El elemento omitido es distintivo y ocupa una posición relevante y, por lo tanto, el carácter distintivo de la MUE impugnada se ve alterado claramente por la omisión de este elemento”, recoge la resolución de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea.

AMAZON

Ante la situación, la EUIPO señala que la marca Pipas G ha caducado para la clase 30 Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea donde se incluye las preparaciones hechas de cereales. En este sentido, condena a Grefusa a pagar las costas. Ahora, habrá que esperar cómo se desarrolla la cuestión ya que, en este primer asalto, se ha establecido que la marca utilizada por Grefusa en los bastones de pan no está registrada.

Fuente: valenciaplaza.com

Deja un comentario