Palos de regaliz: las siete propiedades que desconocías de esta ‘golosina sana’

El regaliz, considerado una golosina sana, pueden tener efectos negativos para la salud si se consumen en grandes cantidades.

El característico sabor del regaliz solo deja dos opciones: o lo detestas o eres un fan incondicional. Entre sus formatos comerciales más conocidos está aquel en forma de pastilla, como las tradicionales Juanola, las espirales de goma roja o negra que venden las tiendas de chucherías y también se puede encontrar entre las hierbas que dan sabor al licor Jägermeister. Incluso aún hay algún vendedor ambulante que lo ofrece en su formato más natural, las raíces de regaliz.

Pero este producto en apariencia inofensivo, considerado una golosina sana y tan popular que suma infinidad de apodos (paliduz, palodú, palulú, palodulce, palo-luz, entre otros), pueden tener efectos negativos para la salud si se consumen en grandes cantidades.

Así lo advierte la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). “Que no te engañen con el regaliz negro”, alerta la institución con motivo de la celebración de Halloween, una fiesta en la que aumenta la demanda de regaliz en EE.UU.

regaliz

En un comunicado difundido por la agencia, se recomienda que los consumidores no abusen de esta chuchería. Pero, ¿por qué tanta alarma? 

Según la FDA, si se tiene 40 años o más y se comen más de 50 gramos de regaliz negro al día durante al menos dos semanas, el consumidor puede acabar en el hospital con una arritmia. Esto se debe a su principal principio activo, la glicirricina, que se encuentra principalmente en las raíces y que puede resultar tóxico en grandes cantidades. 

Según señala la agencia estadounidense, la evidencia científica concluye que en grandes cantidades y si se consume a largo plazo, la glicirricina puede provocar la caída de los niveles de potasio en el cuerpo. Cuando sucede esto, algunas personas experimentan ritmos cardíacos anormales, así como presión arterial alta, edema (hinchazón), letargo e insuficiencia cardíaca congestiva. Tampoco se recomienda que lo consuman las embarazadas. 

Pero no son todo malas noticias, las raíces de regaliz si se toma con moderación tienen efectos interesantes para la salud. La Glycyrrhiza glabra, comúnmente conocida como regaliz, tiene una larga historia como planta medicinal y también como edulcorante natural. La glicirrina, aunque en altas dosis es peligrosa, tiene propiedades antiulcerosas, antiácidas y antiinflamatorias.

Calma la tos. El regaliz tiene propiedades expectorantes, es decir, promueve la expulsión de las mucosas acumuladas. Puede ayudar a aliviar las infecciones de las vías respiratorias superiores causadas por bacterias, a eliminar la mucosidad de los pulmones y a relajar los espasmos bronquiales. Por eso se toma para ayudar a calmar la tos seca y a disolver las flemas.

Contra el mal aliento. Aunque su componente principal es la glicirricina, la raíz del regaliz contiene otras sustancias cuya acción antibacteriana le confiere efectos antisépticos, sobre todo de la cavidad bucal y de las vías respiratorias. Según un estudio publicado en el Journal of Natural Products, contiene dos compuestos antibacterianos, isoflavonoides y cumarinas, que pueden prevenir el crecimiento de bacterias relacionadas con las caries y enfermedades de las encías. Así, al facilitar la higiene de la boca, también se convierte en un aliado contra el mal aliento.

Contra la úlcera de estómago. Sin duda, sus propiedades más conocidas históricamente son las antiácidas y antiulcerosas, ya que aumenta la secreción de mucosa en el estómago y también reduce la secreción de ácidos. Así, se ha usado tradicionalmente para calmar síntomas gastrointestinales como la acidez estomacal, úlceras estomacales, colitis y gastritis o cualquier inflamación del revestimiento del estómago o del tracto gastrointestinal superior. Es un antiinflamatorio, por lo que puede ayudar a proteger contra los trastornos ulcerosos. 

Antioxidante. Un trabajo publicado en la revista Food Chemistry encontró que el regaliz tiene propiedades “antioxidantes, inmunoestimulantes y de eliminación de radicales libres”.

Cicatrizante. Las raíces de regaliz también son efectivas para combatir afecciones dermatológicas que requieran una acción cicatrizante y antiinflamatoria. Las soluciones tópicas con extractos de regaliz se pueden usa para mejorar los síntomas de erupción cutánea, como enrojecimiento, hinchazón y picazón. También puede ayudar de forma interna con llagas o heridas dentro de la boca. 

Edulcorante natural. El sabor dulce del regaliz se debe a la glicirricina. Esta sustancia tiene un poder edulcorante 50 veces mayor que la sacarosa. De ahí que se utilice para elaborar golosinas o bebidas. Además de tés, se utiliza para elaborar cervezas de tipo ale o porter. En Finlandia se vende como una golosina salada para acompañar el vodka. También se utiliza en la industria tabaquera para aromatizar el tabaco de mascar. 

sered

Fuente: elespanol.com

Deja un comentario