La fábrica de chocolate que ni Willie Wonka hubiera soñado tener

Si Willy Wonka fuera real, tendría una fábrica de chocolate como esta.

En Zaandam, una ciudad industrial al norte de Ámsterdam, la firma Tony’s Chocolonely contará con una factoría que tendrá hasta una montaña rusa, para sumergir a los visitantes en una experiencia única en el mundo del cacao.

Los planes de la compañía habían sido anunciados en el 2018 pero recién esta semana el ayuntamiento de Zaandam dio luz verde al proyecto.

El circo de chocolate

La idea del estudio de arquitectura Search es crear un complejo llamado El Circo de Chocolate de Tony’s Chocolonely, que además de producir sus famosas tabletas también se convierta en una atracción en sí misma, como sucede con las visitas a otras compañías de alimentos y bebidas como la de Guinness en Dublín o las bodegas que combinan las catas con excursiones por las cercanías.

El complejo contará con tres volúmenes, donde llama la atención el cuerpo central que estará revestido del color rojo corporativo, y desde donde sale una montaña rusa.

No se han brindado detalles de esta atracción, pero por lo que se ve será un circuito con un giro (loop), y al contrario de lo que se pensaba en un primer momento, no entrará en el edificio contiguo.

Circo Chocolate Foto Tony's Chocolonely
Recreación publicitaria del viejo molino harinero con montaña rusa. Foto Tony’s Chocolonely

Un bosque tropical en los Países Bajos

Para descomprimir el tráfico de las calles de Zaandam el proyecto contempla que los visitantes puedan acercarse al Circo de Chocolate en embarcaciones, a través del canal Zijkanaal.

El cuerpo fabril con la montaña rusa unirá una estructura más moderna con unos molinos harineros de 1917

En el lugar se recreará un bosque tropical, con árboles de cacao auténticos. La idea no es usar sus semillas para la producción, sino que las visitas se pueda conocer con más realismo el proceso de elaboración del chocolate.

AMAZON

Adaptación de un antiguo molino

El complejo adaptará las estructuras del Pakhis De Vrede, cuatro antiguos molinos harineros construidos en 1917, que por razones de protección del patrimonio no se pueden derribar.

Además del antiguo edificio de ladrillos rojos y de la nueva estructura con la montaña rusa se construirá una fábrica de diseño vertical, que rompe con la tendencia de diseñar factorías horizontales.

Un sector de la nueva fábrica contará con un bosque tropical con árboles de cacao

En el lugar se instalará un auditorio, un cine, y los visitantes podrán poner manos a la obra y fabricar sus propias barras de chocolate. Además los alrededores de los viejos molinos se urbanizarán para crear zonas verdes y residenciales, para cambiar la cara a este sector industrial de Zaadam.

PC COMPONENTES

Fuente: cerodosbe.com

1 comentario en “La fábrica de chocolate que ni Willie Wonka hubiera soñado tener”

Deja un comentario