Desmontando mitos sobre el chocolate en 2020

El cacao y por ende el chocolate, con almendras, naranja, fresas, coco, licor, con leche o simplemente blanco o negro, se consume de infinitas formas y sabores. Está en boca de todos hablar sobre ese producto que a la gran mayoría de las personas, ya sea por su dulzura o quizás por el toque amargo, les encanta.

Hay determinados aspectos que se desconocen sobre el chocolate. La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha publicado en su último informe los mitos y verdades del chocolate. Algunas ventajas e inconvenientes que se asocian con este producto no son ciertos.

Ni genera adicción ni es antidepresivo.

-. El chocolate no genera adicción y tampoco es una solución contra la depresión. Muchas personas creen que el chocolate presenta propiedades antidepresivas debido a la feniletilamina, anandamina o el triptófano. Sin embargo, no es un efecto que se haya demostrado, por lo que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no lo reconoce. No obstante, produce un sentimiento de confort y placer debido al incremento de la secreción de serotonina, lo que genera satisfacción.

Se desconoce si tiene ventajas para el corazón.

– . No está demostrado que los flavonoides que se encuentran en el cacao sean ventajosos para el corazón.

Tiene sustancias, como la cafeína, que estimulan el sistema nervioso.

– . El consumo de chocolate produce más energía debido a la cafeína y la teobromina, sustancias que integra y que estimular el sistema nervioso. No se recomienda abusar de él, ya que los consumidores podrían sufrir episodios de nerviosismo o taquicardia si se ingieren en grandes cantidades.

Taza de chocolate

El chocolate negro, aunque se ha comprobado que es más saciante que el resto, está compuesto por más cafeína que el chocolate con leche. En 100 gramos presentan 64 mg. y 20 mg., respectivamente. Sin embargo, hay un margen amplio, ya que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) asegura que un consumo inferior a 400 mg. de cafeína al día no es problemático para la mayoría de los adultos sanos.

– . Numerosas son las veces en las que se habrá oído o afirmado que el chocolate negro presenta un número menor de calorías que el resto de tipos. Nada más lejos de la realidad, de hecho, tiene más. El chocolate negro cuenta con 600 kcal/100g, mientras que el chocolate con leche contiene 535 kcal/100g, pero un mayor número de grasa, (43 g frente a 30g), esto se debe a que la leche es menos calórica y grasa que el chocolate.

No todo el chocolate negro es puro

– . Cualquier chocolate que presente una cifra igual o superior a 35% de cacao puede comercializarse como “chocolate negro”. Es aconsejable fijarse en el porcentaje, además de en el etiquetado. El adjetivo “puro” que tiende a establecerse en las etiquetas de este producto, no sigue una exigencia mínima de contenido en sólidos del cacao. Su uso sirve como reclamo publicitario.

“From bean to bar”

– . Se denomina así (tueste, descascarillado, refinado, conchado y temperado) a un método estadounidense en el que los fabricantes son los encargados de todo el proceso de elaboración del chocolate. Este proceso, aunque no es su significado literal, se refiere a que se realiza desde la semilla de cacao hasta la tableta).

Tabletas de chocolate

Se fabrica con un solo tipo de cacao que se compone exclusivamente de dos ingredientes: cacao y azúcar. No se añaden otros habituales componentes como son la lecitina de soya, vainilla, leche en polvo o manteca de cacao. Se elabora de esta forma con la intención de confeccionar el chocolate de manera artesana y lograr el sabor original en la tableta. Sin embargo, no tiene por qué relacionarse la calidad con el método, ya que dependerá fundamentalmente de la materia prima que se utilice.

Aunque el chocolate se encuentra blanquecino, sí se pueda consumir

– . Si ha adoptado ese aspecto es a consecuencia de la cristalización del azúcar o de las materias grasas. Esto se origina porque el chocolate se ha expuesto a un ambiente con mucha humedad o porque ha estado cerca de otros productos como los frutos secos o las galletas. Por lo que se recomienda que se guarde en un lugar seco, aireado, protegido de la luz, que se encuentre entre los 15 y 18ºC. Asimismo, cabe destacar que no es necesario conservarlo en el frigorífico.

No está demostrado que el chocolate produzca acné.

-. No hay ningún estudio hasta la fecha que demuestre que un tipo de comida ayude a tener o no granos. Es más probable que se deba a factores genéticos, desórdenes hormonales, el ciclo menstrual, la toma de medicamentos, cosméticos, irritaciones, exceso de humedad o calor. De cualquier manera, la OCU recomienda seguir una dieta variada, en la que no proliferen los azúcares y las grasas. De esta forma se podría prevenir la aparición del acné.

Fuente: larazon.es

2 comentarios en “Desmontando mitos sobre el chocolate en 2020”

Deja un comentario