La familia Andreu y Torrent presume de su chocolate redondo

Los chocolateros Pascual Andreu hacen una exhibición de la elaboración de su producto estrella – «Es nuestro caballo de batalla», aseguran en la muestra en plena calle.

La familia Andreu es conocida por todos los vecinos y vecinas de Torrent y alrededores por su elaboración de chocolate artesanal desde hace cien décadas. Este viernes, Pascual Andreu padre e hijo hicieron una demostración abierta al público a las 11 horas en la plaza Obispo Benlloch de Torrent y otra a las 20:30 horas en la plaza Unió Musical para que todos los interesados en la tradición chocolatera pudiesen ver de primera mano cómo se elabora su producto estrella, el chocolate redondo.

«Mi abuelo empezó en 1914 la elaboración del típico chocolate de Torrent y desde entonces hemos ido evolucionando hacia nuevas formas, como chocolate en polvo, el suizo, con leche, puro… pero el chocolate redondo nunca lo hemos dejado de hacer», afirma Pascual Andreu (padre). «Es nuestro caballo de batalla», expresa el hijo.

Según afirman los artesanos, el mercado del chocolate está sometido a un cambio constante, cada día aparece una nueva forma en la que elaborar las tabletas y nuevos sabores con los que mezclar la materia prima, el cacao. «A nosotros nos llegan revistas por las que nos enteramos de que han inventado un chocolate con peta zetas o incluso con anchoas, innovaciones muy extrañas», confiesan. Estas invenciones denotan que esta industria tan antigua está viva y se sigue apostando por ella, no obstante, los Andreu siguen ensalzando el que es su sello de identidad, aunque se adapten a lo que marca la actualidad.

En la fabricación del producto también han evolucionado. «La gran cantidad de demanda ha hecho que se industrialice todo. Se utilizan maquinarias para rentabilizar el tiempo, no podemos seguir haciéndolo a mano, aunque sepamos hacerlo porque se ha hecho así toda la vida. Hemos automatizado el producto a la hora de darle la forma final, el resto se hace todo a la antigua», explican. «La tecnología de la que hoy disponemos ayuda a que el resultado sea mejor, hace años el chocolate se secaba en casa o en la calle los días de mucho calor, cuando salía un día de poniente era imposible que se secara, se quedaba blando, las tecnologías permiten que cualquier día salga buen chocolate».

Un día en la fabrica
La familia Andreu entra a tempranas horas de la mañana a trabajar ya que el chocolate necesita calor y enchufan la maquinaria pronto. Después, entran a su despacho y se cambian de ropa, en este tiempo aprovechan para revisar el correo electrónico para ver los pedidos y si hay que modificar algún factor en la planificación del día. A continuación se ponen «manos a la obra»: pesan el chocolate y lo amasan antes de introducirlo a la máquina. «lo que hace cualquier artesano en su oficio». «Nosotros estamos haciendo jornadas intensivas, hay mucha demanda de mercado».

¿Cómo se elabora?
Para tener la masa de chocolate con la que trabajan los artesanos en la forma redonda, primero tienen que realizar una serie de pasos: «el cacao, la materia prima, la mezclamos con azúcar, harina de arroz, vainilla (para darle un aroma más exótico) y lecitina de soja (para que se haga más blando)».

Una vez están todos los ingredientes en la masa, pesan la cantidad de chocolate y la hacen una bola a la que le darán la forma alargada que tienen sobre el papel de estraza, que le da brillo. Finalmente, lo ponen encima de la plancha para que se enfríe y cuando ha acabado todo el proceso, lo envuelven en papel. «A demás, este chocolate es natural apto para personas que padecen intolerancias», aseguran. «Estamos orgullosos de ser un símbolo de nuestra ciudad», concluyen.

El ayuntamiento trabaja en lograr el sello de calidad de la Unión Europea
Desde el área de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Torrent quieren alcanzar el sello de calidad diferenciada que otorga la Unión Europea. El sello, denominado de Especialidades Tradicionales Garantizadas (ETG), se otorga a los productos con rasgos específicos diferenciadores de otros alimentos de su misma categoría. Jose María Andreu, de esta área, explica que no pueden recibir la denominación de origen, «todo el proceso de elaboración debería estar realizado en Torrent y el cacao es importado. La chufa de Alboraia sí que tiene denominación de origen, lo que queremos nosotros como producto diferenciado es el sello de calidad.

Fuente: levante-emv.com

1 comentario en “La familia Andreu y Torrent presume de su chocolate redondo”

Deja un comentario