5 alimentos que te creías que eran frutos secos y no lo son

Cuando vamos a un bar y pedimos una cerveza o un refresco es habitual que lo acompañemos de un cuenco que llamamos “frutos secos”, pero la realidad es que no todos los que nos ponen lo son.

Hace unos años se tenía la concepción de que los frutos secos eran malos para nuestra salud, pero con el paso del tiempo se ha demostrado que no solo son beneficiosos, sino que reducen los niveles de colesterol, ayudan a perder peso y previenen el deterioro cognitivo. Pero, ¿qué comes creyendo que son frutos secos y en realidad no lo son?

1 Quicos

No son frutos secos los kikos

“Es un cereal que no contiene glúten”

Los quicos son granos de maíz tostados con sal. No solo no son frutos secos, sino que además son altos en grasas, la mayoría de las veces con grasas no saludables, puesto que contienen mucha sal. 

Este maíz tostado es rico en hidratos de carbono complejos y simples. Se suelen utilizar aceites vegetales de baja calidad para cocinarlos. Recordemos que el único aceite saludable es el virgen extra. Además, contienen otros ingredientes como el glutamato monosódico que hacen de este alimento uno muy poco saludable. 

2 Cacahuetes

Cacahuetes

“Los cacahuetes pertenecen a la familia de las leguminosas y más concretamente a la de los guisantes”

Según la Federación Española de la Nutrición (FEN), los cacahuetes son una legumbre. Es una fuente de proteínas y grasas, casi tanta como la carne. El 50 % de su grasa es monoinsaturada. Además, tienen una gran cantidad de fibra

A pesar de que es una legumbre, su valor nutricional se relaciona como el de un fruto seco, ya que es un alimento rico en grasas, protenínas y fibra, que aporta una gran saciedad y evita el sobrepeso. Es importante señalar que para que sea realamente saludable su ingesta, se recomienda consumir sin sal y sin que haya sido frito o endulzados.

3 Las pasas

Pasas

“Las pasas fortalecen los huesos y aporta energía”

Se trata de uvas deshidratadas. Casi no contienen agua y por ello concentran más nutrientes en un menor peso. Se requieren aproximadamente 4 kilos y medio de uvas para conseguir un kilo de pasas. 

Son ricas en hidratos de carbono y fibra. Tiene un aporte de calcio, fósforo, hierro sodio. Según la OCU, las calorías de la fruta deshidratada son siete veces más que las de la fruta fresca“que además es insustituible en la dieta por su valor nutritivo”. Tienen más calorías porque al perder el agua las propiedades se concentran más y se le añade sacarosa.

4 Los ‘palitos’ naranjas de barbacoa

Cokctel

“Es un alimento muy común en todos los cócteles de frutos secos”

Están hechos a partir de sémolas de maíz, aceite de girasol, azúcar y aromas. Tiene una gran cantidad de sal y potenciadores del sabor. Tienen forma de palo y saben a barbacoa, parecen una especio de patatas de bolsa pero en menor tamaño. 

Es un derivado del cereal, pero contiene una gran cantidad de ingredientes insanos como pueden ser azúcar y aceites refinados, por ejemplo de girasol. Por lo tanto, sus aportes calóricos son de grasas saturadas y, en especial, hidratos de carbono con un alto índice glucémico.

5 Garbanzos

Garbanzos

“Los garbanzos tienen un aporte de hierro y un alto contenido el fibra”

Es famoso en cualquier cóctel de frutos secos por ser uno de los pocos que nadie quiere comer. Para la suerte de algunos no se trata tampoco de un fruto seco. Aunque tiene numerosos beneficios para nuestra salud. Por ejemplo, contiene vitaminas B, C, E y K.

Cuidan nuestro sistema digestivo, tienen efecto diurético, ayuda a eliminar líquidos retenidos y ayudan a las personas con hipertensión y diabetes. Los garbanzos tienen cabrohidratos de absorción lenta, por lo que provocan picos de azúcar.

Fuente: losreplicantes.com

Deja un comentario